Historia del café Saimaza

Aquí podéis conocer la historia de una de nuestras marcas estrella, el café Saimaza:

La historia del café Saimaza comienza a principios del siglo XX. La funda Joaquín Sainz de la Maza en Sevilla. Su fundador, miembro de una familia de gran arraigo en la ciudad, abre una tienda en el Centro. Es el germen del imperio del café sevillano.

Tras la Primera Guerra Mundial todo sonríe a los Sainz de la Maza. Por estas fechas Joaquín, el fundador, figura como el tercer importador de café de España. La segunda generación de la compañía toma el mando en 1937. Al tiempo la empresa se convierte en Sociedad Anónima.

Los años 80 suponen para Saimaza grandes avances, que además tienen su reflejo en Sevilla. No en vano es donde nace la empresa y de donde son originarios sus dueños. En 1982 construyen la fábrica de Sevilla (ubicada en Dos Hermanas), de la que dicen que es «una de las más modernas y avanzadas de Europa». Al año siguiente firman la constitución de una sociedad con la multinacional General Food Corporation. La marca se hace global y ese año factura 90 millones de euros.

El siglo XXI no coge de improviso a Saimaza y desde su planta de Sevilla y el resto de las instalaciones del grupo lanzan nuevos productos para satisfacer al mercado. El mercado se hace más competitivo y exige que innoven. Cafés monodosis para cafeteras exprés o Tossimo tres tazas.

A finales de abril de este año salta la noticia: Saimaza cierra sus instalaciones en Sevilla. Nacida en la ciudad y con fuertes raíces andaluzas, con el cerrojazo a la planta de Dos Hermanas la marca se desliga de su lugar de origen y se traslada a Italia. La expliación de la multinacional tras el café Saimaza está en el cambio del mercado originado por el «crecimiento del segmento de monodosis, y que se ha agravado por la actual situación económica del país». La ciudad dice así a más de 100 años de historia de una empresa sevillana.

Deja una respuesta